¡COMO PERDER ESOS KILITOS DE MAS!

Si, bailamos, reímos y comimos hasta el cansancio, porque esos son los placeres que nos concede diciembre y sus fiestas en familia, en las que lo único que sobra es comida. Por eso, uno de los propósitos más comunes de año nuevo es el de retomar los buenos hábitos alimenticios y volver a nuestro peso ideal, para ayudarte a lograrlo, hablamos con la nutricionista y dietista Marcela Restrepo Palerm, y estas son sus recomendaciones para empezar el año de forma saludable:


  • Como primera medida, deja descansar el alcohol por un tiempo, 1 ml de alcohol contiene 7kcal, no es un buen aliado si se quiere perder peso.

  • Organiza un plan de alimentación con la ayuda de un nutricionista en el que te pongas metas reales, medibles y a corto plazo. Inicia tomando tu peso y porcentajes de composición corporal y de esta manera lleva controles semanales o quincenales para bajar, por ejemplo, de 1 libra a 1 kg máximo semanal, no bajes más de esto, ya que puede ocasionar daños en tu metabolismo o un efecto rebote que te haga subir luego el doble.

  • Come entre 5 y 6 comidas al día en un intervalo de 3 horas. Organiza una minuta de cada una de las comidas del día, si es posible organiza de una vez la de toda la semana y lleva un diario de alimentos en donde escribas lo que comes, así cumplirás más fácil tu meta o sabrás dónde está el error. Además, comiendo de manera fraccionada tendrás el hambre bajo control.
  • Evita los alimentos fritos, apanados y dulces. Tampoco añadas azúcar a los alimentos y, por esta época, elimina de tu despensa los alimentos que para nada ayudan a bajar de peso como dulces y snacks de paquetes, entre más difícil sea conseguirlos en el momento del antojo más difícil será comerte el pecado. ¡La meta clara!
  • Incluye proteína en cada comida: acelera el metabolismo, controla el apetito y controla la insulina en sangre. (Entre más elevada esté la insulina más grasa guarda el cuerpo). Organiza la cantidad que necesita de la mano de un experto.
  • Intenta que tu última comida sea ligera, una porción de proteína acompañada de abundante ensalada de hojas verdes ricas en nutrientes que hacen que nuestro cuerpo funcione mejor, además por su contenido de fibra satisfacen el apetito e hidratan.
  • Evita el consumo de carbohidratos como pan, papa, pasta, cereales y harinas por la noche, ya que en la noche la sensibilidad a la insulina es menor y el metabolismo está más lento. Intente que los carbohidratos que comas durante el día sean integrales ya que contienen un alto contenido de fibra que impide en parte la absorción de grasa, colesterol y limpia el intestino.
  • Utiliza la sal con moderación, mejor si es light o sal marina. La sal retiene líquidos corporales.
  • Toma mucha agua, de 2 a 3 litros/día. Un cuerpo deshidratado no quema grasa de forma eficiente. El agua acelera el metabolismo, elimina toxinas y controla el apetito y la ansiedad, manten un termo y contabiliza cuanto te tomas al día.
  • Organiza una rutina de ejercicio. Después de un calentamiento de 10 minutos realiza ejercicio anaeróbico como trabajo con pesas o trabajo con el peso del cuerpo, luego de esto realiza inmediatamente ejercicio aeróbico como correr o trotar de manera que te cueste respirar fácilmente por al menos 45 minutos; debes hacerlo mínimo 5 veces a la semana.

  • Incluye de 2 a 3 porciones de grasas buenas a tu dieta, estos aportan energía y controlan apetito e insulina en sangre. Una porción equivale a 1 cucharada de aceite de oliva o coco, o 15 almendras, 1 cucharada de mantequilla de maní o almendras, o 1/4 de aguacate.
*Ten presente que estas recomendaciones generales pueden servirle a personas adultas sanas con actividad física moderada, no a deportistas, mujeres embarazadas, menores de edad o población con requerimientos especiales.

0 comentarios :

Publicar un comentario